La Antigua Roma: 1- Nerón

La vida del emperador Nerón fue tan loca como lo fue su reputación. En la primera mitad, su educación refinada le permite presidir de una manera culturalmente brillante, simbolizada por la Domus Aurea (Casa de oro), su gran palacio. Después del gran incendio de Roma, que probablemente no ordenó, sus planes para reconstruir la capital, rediseñándola completamente, se encontró con costes exorbitantes que incluso con impuestos extremadamente altos no pudo financiarlo, por lo recurrió a algo revolucionario: todos los ricos (la clase en condiciones de desafiar a la corona) recibieron la orden de escribir testamentos a su favor y luego los mandó asesinar, con lo que consiguió una enorme confiscación con la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.