Conversaciones con Dios

La vida de Neale se hunde por momentos. Ya sólo le faltaba romperse el cuello en un accidente de circulación para tirar la toalla y acabar en un camping para indigentes dejado de la mano de Dios. Esta es la historia de Neale Donald Walsh, un hombre que pudo renacer y ayudar a otros con su experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.