¿Cómo se conservó el texto bíblico del AT?

Las partes más antiguas del AT tienen 3,500 años. La pregunta lógica que se nos presenta ante un documento de tanta antigüedad es simplemente ésta: El texto hebreo que hoy día tenemos, ¿es idéntico con el que se escribió hace miles de años? En otras palabras: ¿Cómo podemos estar seguros de que no se ha cambiado el contenido de los manuscritos?

Lamentablemente los escritos originales de la Biblia no sobreviven hoy en día, probablemente se desintegraron a través del tiempo.

Los escritores de la Biblia no grabaron sus palabras en piedras o metales; si no que utilizaron materiales perecederos, los más antiguos se escribieron sobre papiro y mucho más tarde los pergaminos, estos dos materiales de escritura estaban amenazados por la humedad, el moho y varios tipos de gusanos, teniendo a desaparecer con mayor facilidad el papiro.

Cuando los escritos originales dejaron de existir, estas copias se convirtieron en la base de los futuros manuscritos y así sucesivamente fueron haciéndose copias de otras copias durante siglos.

Los autores del AT como Moisés, Josué, Samuel y Jeremías, por ejemplo, recibieron revelaciones nuevas de parte de Dios, pero a su vez usaron material ya existente. Moisés fue educado en la corte de Faraón y tenía acceso a los archivos de los egipcios.

Como ya hemos visto, podemos partir del hecho de que todo el AT estaba hecho y terminado sobre el año 450 a.C.

0
0

Geycer Paredes

Pastor - Maestro de la Biblia, Coordinador académico de la Universidad Bíblica de las Américas en Perú. Autor de libros relacionados con la hermenéutica e Historia Bíblica. Director académico en el Instituto Bíblico Betania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba