Clasificación de los Manuscritos

Según el material que los constituye, los mss se clasifican en:

  • Papiros
  • Pergaminos
  • Vitelas

Según su presentación los mss se clasifican en:

  • Rollos
  • Códices
  • Fragmentos

A ciertos mss se los clasifica como “palimpsestos[1] ”.

El Papiro

El papiro (usado en Egipto desde el año 3,000 a.C), se obtenía de la planta del mismo nombre.  Es una planta acuática -caña o junco- que se da sobre todo en el delta del Nilo. Esta caña llega a crecer a mayor altura que un hombre y es más grueso que un puño humano. La pulpa del  junco se cortaba en laminillas que se acomodaban cruzadas a lo largo sobre otras colocadas a lo ancho. Se humedecían, se apisonaban, y luego se pulían con piedra pómez, hasta que resultaba una sustancia de color café parecida al papel.

En la antigüedad los rollos de papiro constituían el vehículo más importante  para la transmisión y conservación del conocimiento humano. Era el material más común, pero a la vez el más frágil.

En un primer momento los papiros se utilizaban en el llamado formato “rollo”. Sólo se escribía por una cara y para leer había que desenrollarlo hasta el lugar deseado. Los judíos tenían la Torá escrita en rollos. Un rollo de papel toalla se parece mucho a un rollo antiguo.

Se han conservado muchos papiros de Egipto ello se debe a que el papiro sólo resiste largo tiempo en climas muy calientes y secos. Constituyen el testimonio más antiguo a nivel de manuscritos bíblicos.

El Pergamino

El pergamino se forma con la piel de ciertos animales (ovejas, corderos), preparada convenientemente con una técnica especial, se reducían a hojas finas y lisas, estas técnicas fueron perfeccionadas en Pérgamo (al norte de Éfeso), hacia el año 100 d.C. Parece que fue muy difundido por los persas.

En el NT tenemos un testimonio de su uso en 2 Tim 4:13: «Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos.» Del s. IV d.C. en adelante fue muy común. Es un material mucho más resistente, pero, a la vez, más caro. Por eso algunos mss en pergamino fueron raspados por completo para que pudieran ser utilizados de nuevo (palimpsestos).

La Vitela

Es un tipo de pergamino extraordinariamente fino y flexible, para hacer las páginas de un libro o códice. Estrictamente hablando, el papel vitela debería ser sólo hecho de piel de becerro (vitela), pero el término comenzó a ser usado para designar un pergamino de calidad muy alta, independientemente de qué animal venga la piel con la que fue hecho. A menudo la vitela se teñía de color púrpura. Algunos de los manuscritos que se conservan en la actualidad son de vitela púrpura. La escritura sobre vitela teñida era generalmente de color dorado o plateado.

Formato Códice 

Ya en la segunda mitad del siglo I d.C. los cristianos comienzan a utilizar el formato códice, que es como los libros actuales. Se escribe por las dos caras, encuadernando los papiros como los actuales libros. Las ventajas prácticas del formato códice eran evidentes: se ahorraba papiro, puesto que se escribía en ambas caras de las hojas; tenía un formato compacto y a menudo cabía en un bolsillo; era fácil de manejar y podía hojearse de prisa buscando una referencia; era fácil de guardar y también de ocultar en épocas de persecuciones. En concreto, y para los cuatro Evangelios y los Hechos se necesitaba un sólo códice, en lugar de cinco rollos, con lo que resultaba más fácil enviar los textos cristianos por todo el imperio.


[1] Se llama palimpsesto al manuscrito que todavía conserva huellas de otra escritura anterior en la misma superficie, pero borrada expresamente para dar lugar a la que ahora existe.

0
0

Geycer Paredes

Pastor - Maestro de la Biblia, Coordinador académico de la Universidad Bíblica de las Américas en Perú. Autor de libros relacionados con la hermenéutica e Historia Bíblica. Director académico en el Instituto Bíblico Betania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba