Breve historia de la Biblia KJV (King James)

Jacobo I (1566-1625) era hijo de María Estuardo (1542-1587), reina de Escocia, quien fue ejecutada bajo el reinado de su prima, la reina Elizabeth I de Inglaterra (1533-1603). Cuando Elizabeth muere no deja un heredero a la corona, Jacobo, el siguiente varón en la línea de sucesión al trono inglés, y ya rey en su Escocia natal, marchó hacia el sur, a Londres, para ser coronado también como rey de Inglaterra. En consecuencia, es conocido en la historia como Jacobo I de Inglaterra y Jacobo VI de Escocia.

Entre los siglos XVI y XVII aparece el movimiento puritano influenciados por la Reforma en Suiza que buscaba «purificar» la Iglesia de Inglaterra de las influencias del catolicismo. Estaban resueltos a continuar las reformas comenzadas bajo el reinado de Enrique VIII, querían abolir la jerarquía episcopal, el breviario litúrgico, todo ritual, los ornamentos y la celebración de la Navidad.

Cuando el Jacobo I fue coronado rey, los puritanos, a causa de la presunta formación protestante del rey, tuvieron esperanzas, así que en enero de 1604 en Hampton Court, los puritanos y Jacobo se reunieron y presentaron una petición firmada por cerca de mil ministros puritanos, fue llamada la “petición milenaria”, en la que pedían que la Iglesia Anglicana fuera «completamente puritana».

Pero el rey estuvo poco dispuesto y la única idea valiosa que aprobó de ellos fue ordenar una nueva traducción de la Biblia, que hoy conocemos como la versión King James.

Inglaterra tenía una versión popular de la Biblia, era la Biblia de Ginebra, pero esta era una traducción que había sido realizada en Suiza por protestantes ingleses que vivieron en el exilio durante las persecuciones de la Reina María I (1516-1558). Aunque era una versión muy querida por la gente no era del agrado de Jacobo.

Inglaterra necesitaba una versión que tanto las iglesias como los individuos, y tanto la Iglesia de Inglaterra como los puritanos, pudieran leer sin restricciones ni prejuicios.

Jacobo designó a 54 revisores, aunque los registros existentes muestran que en realidad participaron 47 eruditos, que se organizaron en seis compañías o grupos que trabajaron por separado en Westminster, Oxford y Cambridge en las secciones de la Biblia que les fueron asignadas. Durante dos años y nueve meses trabajaron de forma individual y en equipo, para luego reunir todo el texto que fue revisado por un comité de doce expertos.

El texto griego utilizado por los traductores de la KJV fue el Texto Receptus y para el Antiguo Testamento, los traductores utilizaron el texto masorético.

La riqueza de las herramientas académicas de las que disponían los traductores hizo que su elección final de la traducción fuera un ejercicio de originalidad y juicio independiente. Por esta razón, la nueva versión fue la más fiel a las lenguas originales de la Biblia y la más erudita que cualquiera de sus predecesoras.

Pero el efecto va más allá del estilo del lenguaje que utiliza esta versión. Hay una cadencia y un ritmo de oración en la KJV que nunca ha sido igualado en otras versiones en inglés. A pesar de las constantes revisiones y actualizaciones del lenguaje, es verdad que esta bella obra posiblemente haya impedido que algunos lectores modernos entiendan el mensaje bíblico; sin embargo, el efecto que tiene es que es increíblemente rica a la hora de recitarse y, por lo tanto, muy memorizable (algo muy similar a lo que ocurre con la versión Reina Valera en español).

En 1611 se da a conocer esta gran versión, luego fue revisada en 1613, 1629, 1638, 1683 y 1769. Esta última revisión es esencialmente la Versión del Rey Santiago como se conoce hoy día y sigue siendo impresa en grandes cantidades.

La Biblia del rey Jaime fue acusada por los críticos de corrupta. Los Peregrinos que vinieron a América en 1620 se negaron a usar en forma alguna la Versión del Rey Santiago. En vez de eso prefirieron usar la Biblia de Ginebra. El hecho es que no fue sino hasta 1777 que el NT de la versión del Rey Santiago se publicó en Estados Unidos, y la Biblia completa hasta 1782.

Poco a poco la Versión del Rey Santiago substituyó a la Biblia de Ginebra en la nueva nación. Después de algunos años llegó a ser la versión dominante, como lo era en Inglaterra.

Ningún otro libro en el mundo ha tenido un mayor impacto en la historia del mundo que la Biblia King James inglesa. La biblia King James es más que sólo «una versión venerable» o «una traducción confiable». La Biblia King James ha vendido más copias a través del mundo que cualquiera otra biblia, y ha traído más avivamiento alrededor del mundo que cualquier otro libro durante la historia del mundo. 

6
0

Geycer Paredes

Pastor - Maestro de la Biblia, Coordinador académico de la Universidad Bíblica de las Américas en Perú. Autor de libros relacionados con la hermenéutica e Historia Bíblica. Director académico en el Instituto Bíblico Betania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba