Un joven estudiante de buenas notas. Hasta que lentamente – sin el darse cuenta la droga lo consumió. Comenzó con un pequeño obsequio de un amigo. Después, pensó que lo podría manejar. Al fin, se moría sin droga.luchaba por dejarlo, pero su necesidad era más fuerte que su voluntad. Desde su interior se alientaba. Cada día una nueva intención. Cada día una nueva caída. La droga, enviciándolo, lo había atrapado, rompiendo su vida en mil pedazos.

Processing your request, Please wait....

Deja un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>